Mercado del Olivar


Con la reforma del Plan Alomar, en 1941, se realiza la remodelación de la zona del Olivar con la creación del Mercado del Olivar siendo el arquitecto valenciano Vicente Valls i Gadea, el encargado del dibujo los planos del actual mercado. Con retoques a cargo del propio Gabriel Alomar y de Enrique Juncosa, fue inaugurado en 1951. Convirtiéndose en el principal mercado de abastos de la ciudad.

Los 115 puestos que lo componen actualmente, apuestan por productos autóctonos de calidad: pescados del mediterráneo, quesos, sobrasadas y embutidos artesanos y productos de la huerta mallorquina. La zona de pescadería  con sus casi 80 metros de expositor continuo donde se enlazan los mostradores abiertos es un verdadero espectáculo visual.